Patriarcado

De Del Sector Social
Revisión de 20:16 29 jul 2019 por Admin (Discusión | contribuciones) (Página creada con «{{ Intro | texto = El término “patriarcado” deriva del término «patriarca»​ que ya desde la antigüedad se entiende como un jefe varón de una familia o comuni...»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

El término “patriarcado” deriva del término «patriarca»​ que ya desde la antigüedad se entiende como un jefe varón de una familia o comunidad.

El patriarcado es toda forma de organización social, política, económica y religiosa, en la que existe un desequilibrio de poder entre varones y mujeres, donde la autoridad se reserva exclusivamente al hombre o sexo masculino. La mujer no asume liderazgo político, autoridad moral, privilegio social ni control sobre la propiedad.

Está compuesto por usos, costumbres, tradiciones, normas familiares, hábitos sociales, ideas, prejuicios, símbolos, e incluso leyes cuya enseñanza-aprendizaje asegura su transmisión de generación en generación.

Define los roles o estereotipos de género y gracias a la ideología los hace aparecer como “naturales y universales”.

La distribución desigual de poder entre hombres y mujeres existente en este sistema se puede visibilizar en diversos ámbitos de la vida. En el ámbito privado, los micromachismos propuestos en 1991 por el psicólogo Luis Bonino, que hacen referencia a las sutiles e imperceptibles maniobras y estrategias de ejercicio del poder de dominio masculino en lo cotidiano, que atentan en diversos grados contra la autonomía femenina, por ejemplo cuando el hombre no se implica en las tareas domésticas o familiares porque “no sabe” o porque “ella lo hace mejor”. En este caso, obligar a la mujer a hacer lo que en una relación igualitaria debería ser cosa de dos supone una maniobra de imposición de tareas que, de forma sutil, genera una importante sobrecarga en ella. También, las desigualdades se pueden observar en otros ámbitos como en el laboral con la brecha salarial que se da a igual trabajo menor sueldo para las mujeres y en el sistema judicial donde las víctimas suelen ser culpabilizadas por haber “provocado” al agresor o se descree de los testimonios de las víctimas mujeres, entre otros.

Una definición completa del término que integra distintas corrientes del feminismo fue elaborada por Marta Fontenla, cofundadora de la Asociación de Trabajo y Estudio de la Mujer (ATEM):

“El patriarcado puede definirse como un sistema de relaciones sociales sexo–políticas basadas en diferentes instituciones públicas y privadas y en la solidaridad interclases e intragénero instaurado por los varones, quienes como grupo social y en forma individual y colectiva, oprimen a las mujeres también en forma individual y colectiva y se apropian de su fuerza productiva y reproductiva, de sus cuerpos y sus productos, ya sea con medios pacíficos o mediante el uso de la violencia.” Cabe aclarar que en muchos casos las mujeres naturalizan las prácticas machistas y de esa forma también contribuyen a perpetuar las prácticas del patriarcado.



Otros términos relacionados con su búsqueda, que también están presentes en el diccionario: